Matías ‘Pony’ Oyola está emocionado por el momento de Barcelona: es líder del tornero y principal candidato a ganar la etapa. El capitán del equipo, de 33 años de edad, hace una reseña de sus buenos y malos momentos en el ‘Ídolo’. En su octava temporada vestido de ‘amarillo’ va por un nuevo título. (SJMS)

¿Cuál ha sido el momento más importante vivido con Barcelona y el que no le gustó mucho?

La obtención de la estrella 14, sin duda, es algo que guardo en mi corazón porque fue hermoso dar la vuelta en nuestro estadio. Es emocionante ver toda la ciudad repleta de camisetas amarillas. La triste fue en 2009, cuando peleamos por no descender de categoría, aunque igual los hinchas demostraron en amor por esta institución. Lo que tampoco me gustó fue perder la final ante Emelec (2014) y mi lesión (8 meses fuera de las canchas). Lo tomo como algo propio del fútbol, pero es algo que si dolió un poco.

¿Qué significaría levantar una copa más?

Es algo que anhelo demasiado, es una sensación indescriptible, pero sabemos que falta muchísimo y uno nunca sabe lo que puede pasar. Hay muchos equipos que pelearán por lo mismo. Si tenemos la suerte sería un premio al trabajo y esfuerzo, además de darle una alegría a esa gente maravillosa que nos sigue a todos lados. Barcelona tiene obligación de hacer buenos papeles en todos los torneos que dispute.

¿Sintieron enojo algún momento porque se les hacía esquivo tener al equipo en los primeros lugares?

Llegamos el 2014 a una final, hay que resaltar que hicimos un buen semestre ese año. Después no tuvimos un buen año (2015), pero siempre soy optimista, no me enfoco en las cosas no tan buenas que pasaron. Por eso vamos a dar el máximo posible para que no se repita eso de llegar a una final y no ganarla.

¿Cuáles son las fortalezas y las debilidades del equipo?

La mayor fortaleza es la parte mental. Yo veo a mis compañeros con hambre de gloria, de querer ganar esta etapa. La entrega e intensidad también juegan un papel importante. Puntos en contra, hoy por hoy no se ven mucho, pero puede ser la ansiedad por ahí de cada uno, aunque es algo normal.

¿Qué mensaje da a los hinchas?

Nosotros estamos defendiendo la camiseta con amor, que ellos nos apoyen siempre, porque es un aliciente verlos en los estadios. Queremos que no se enfoquen en las cosas que no nos salen bien, sino en todo lo que hacemos por hacer crecer más a esta institución. Les digo que conseguiremos los logros propuestos.

Tomado de La Hora