Alfaro Moreno, vicepresidente deportivo de Barcelona Sporting Club no se contuvo y lloró durante la premiación y vuelta del plantel que se coronó como campeón del torneo ecuatoriano de fútbol.

El dueño de la frase: “Barcelona es un amor para toda la vida”, demostró que no es simplemente una oración, es un sentimiento y lo vive día a día. El ‘Beto’ disfrutó la estrella 15 junto a su familia.