A primera vista, con la llegada del central cafetero, el libro de pases extranjeros estaría cerrado en el club amarillo, sin embargo el presidente no cierra la posibilidad de una nacionalización y otro foráneo. Puede llegar otra sorpresa en estos días. La dirigencia sonríe y dice: paciencia.

“Solo contrataremos un refuerzo más si podemos gestionar con un delantero de jerarquía y  con trayectoria y que pueda ayudarnos la empresa privada para poder financiarlo”,manifestó el dirigente canario.

“Este jugador se debe adecuar a la realidad económica del país. Podríamos presentarlo más adelante”, agregó Cevallos.