El gran problema de Byron Castillo

4884

Han pasado cinco semanas desde que la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) separó de la selección sub-20 a Byron Castillo. Desde esa fecha, el jugador se perdió el torneo Sudamericano y tampoco ha sido inscrito por su equipo Barcelona para el Campeonato Nacional.

El lunes 13 de febrero el jugador de 18 años dirigió un documento al titular de la FEF, Carlos Villacís, donde le manifestó su malestar, al sentirse afectado debido a declaraciones realizadas por Álex De la Torre, tras su salida de la selección sub-20. Según la misiva, este último solicitó a Castillo “demostrar que sus documentos son idóneos”.  Las declaraciones las realizó ante una supuesta denuncia presentada al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), acerca de irregularidades en sus documentos de identidad.

En la carta, el jugador nacido en la provincia del Guayas, pide al ente deportivo que se respete su derecho a la “presunción de inocencia”, tal como lo establece la Constitución de la República del Ecuador.

Además, el jugador le solicitó a la FEF autorización para ser inscrito en el torneo local, ya que hasta el momento -se han disputado 3 fechas del certamen- Barcelona no ha logrado registrarlo. El último club de Castillo, en 2016, fue Aucas; jugó 22 cotejos y marcó un gol.

  “Siendo un hombre de paz y de principios, previo a acudir a la justicia ordinaria para hacer prevalecer mis derechos, he decidido en primera instancia remitir esta respetuosa misiva con la finalidad de que se analice al interior de la FEF mi situación, se me autorice la inscripción o se me indiquen los motivos del impedimento”.

Diario EL TELÉGRAFO buscó la versión del vicepresidente de la FEF, Álex De la Torre -nombrado en la misiva- pero aseguró no conocer de la existencia de la carta y menos de su contenido, por lo que no pudo dar su punto de vista.

Hernán Ulloa Ordóñez, abogado de Castillo, en un diálogo con este diario confirmó que no ha recibido ninguna respuesta de la FEF y que este lunes convocará a una rueda de prensa para ampliar el pedido que el jugador hace a la Ecuafútbol.

El legista explicó que Castillo no presenta denuncias en el sistema judicial de Ecuador ni en el de Colombia y que él mismo conversó con Xavier Burbano, consejero del CPCCS, quien le manifestó que no existe ninguna acusación del organismo en contra del jugador de Barcelona.

“Existe una falta de decisión (en la FEF) y obviamente resoluciones erradas, que transgreden derechos, en este caso los de Byron Castillo”.

Según Ulloa, al no permitir la inscripción -al menos provisional- de Castillo en la FEF para jugar en el campeonato ecuatoriano, se le está impidiendo su derecho al trabajo.

“Él (Castillo) fue investigado por la fiscalía de Ecuador y también se lo hizo por la fiscalía de Colombia. De parte de Byron Castillo, él no tiene ninguna irregularidad, por eso el registro civil le dio una cédula nueva. Él es un ciudadano ecuatoriano que va a ejercer su derecho a voto inclusive, no tiene ningún problema de nada”.

  Por el momento el jugador se mantiene entrenando a órdenes del cuerpo técnico de Barcelona. Hasta ahora no ha brindado declaraciones pero el lunes hablará con los medios para informar su situación.

El único partido que Castillo ha disputado con el ‘Ídolo’ fue en la ‘Noche Cetácea’, durante el partido de presentación de la plantilla de Delfín en Portoviejo.

Otro de los jugadores separados de la selección sub-20, por las mismas razones fue Jhon Pereira, de los registros del Norte América de Guayaquil. El delantero de 18 años jugó 7 partidos en el torneo de 2016 con la camiseta de Aucas. Su último juego fue el empate 3-3 ante Barcelona en el estadio Monumental.

El empresario Marcos Zambrano, -dirigente de Norte América- aseguró que Castillo y Pereira no tienen ningún problema y que la FEF los separó solo por precaución. “Ellos tienen sus papeles en regla”.

Tomado de: El Telegrafo