A La Plata con la “bendición” de Bazurko

470

Por otra “victoria sensacional” en la Copa Libertadores, como reseñó Diario EL UNIVERSO, Barcelona Sporting Club visitará este martes (19:00 de Ecuador) a Estudiantes de La Plata, en Argentina. El duelo corresponde a la segunda jornada del Grupo 1 del torneo continental.

Ese triunfo, conseguido por los canarios el 29 de abril de 1971, fue remarcado por EL UNIVERSO como “uno de los más grandes en la historia deportiva de nuestro país. Fue el primer resultado histórico que lograba un equipo del fútbol ecuatoriano en canchas del extranjero, en especial en Argentina, cuna de grandes futbolistas, de jugadores que han paseado su clase en las más famosas canchas del mundo”.

La victoria, bautizada como “La Hazaña de La Plata”, la logró Barcelona con Jorge Phoyú, en el arco; Walter Cárdenas, Vicente Lecaro, Édison Saldivia, Luciano Macías, en la zaga; Pepe Páez, Jorge Bolaños; Miguel Ángel Coronel, en el medio campo; y Juan Bazurko, Alberto Spencer y Washington Muñoz, en la ofensiva.

“Todos los hombres del ídolo respondieron a las instrucciones del entrenador el brasileño Otto Vieira. Cumplieron la consigna y los frutos salieron a la luz en un veloz contragolpe al recibir Bolaños un pase de la zaga, adelantó para Spencer, quien esperó a la defensiva adversaria para no caer en la trampa del offside, se adelantó unos pasos y cabeceó el centro para Bazurko, quien esperó la salida del arquero Flores y elevó el balón para enviarlo a morir al fondo de la redes del equipo argentino a los 72 minutos”, detalla este Diario.

Ecuador Martínez Collazo y Arístides Castro cubrieron este partido en La Plata como narrador y comentarista, respectivamente, por radio Atalaya, y de forma efusiva gritaron: “Benditos sean los botines del padre Bazurko”, por la anotación.

Mientras, el tanto de Bazurko enmudeció al estadio y a los jugadores que actuaron por Estudiantes: Flores; Paganini, Aguirre, Spadaro, Mejía; Echecopar, Tgoneri, Pachamé, Verde; Begnoni y Verón. El DT Osvaldo Zubeldía no podía creer lo que le estaba ocurriendo a su escuadra, que en esa época era tricampeón de la Libertadores (1968, 1969 y 1970).

“Fuimos como víctimas y nos pusimos a defender todos, hasta Spencer y yo. Ellos atacaban hasta con los defensas y a veces quedaban grandes espacios para contragolpear. El Bambi Flores me hace señas invitándome a que le pateara hacia un lado y tuve la sangre fría de tirarla hacia el otro”, dijo Bazurko en una entrevista concedida al Diario el 1 de septiembre del 2013.

EL UNIVERSO relata que el tanto “enronqueció las gargantas de los pocos ecuatorianos que permanecieron en el estadio de Estudiantes y en Guayaquil y todo el Ecuador se vivían momentos de indescriptible alegría, muchos gritaban y otros lloraban de emoción de la gran victoria”.

Este martes, Barcelona vuelve a La Plata, con el apoyo desde el cielo del padre Bazurko, fallecido el 20 de marzo de 2014, con la obligación de triunfar y revivir la gesta que consiguió hace 46 años.

Tomado de: El Universo