Barcelona atravesaba por una de sus crisis más complicadas, sumaba casi 14 años sin obtener un título y venía salvando temporadas atrás no descender. Fue entonces que la directiva comandada por Antonio Noboa decidió traer a Damián Rodrigo Díaz.

El ‘Kitu’ como lo apodaban, no tardó en meterse en lo más profundo del corazón de la hinchada más grande y popular del país, sus gambetas, sus regates, sus caños a los rivales y el espectáculo que brindaba poco a poco contribuyeron para que Barcelona comience a pelear puestos estelares.

En la temporada 2012 finalmente lograron el objetivo, los años de sequía quedaron de lado y el Ídolo sumó una nueva estrella con Díaz como figura indiscutible.

Tras la consecución del título, Díaz se marchó al fútbol del medio oriente donde luego de una promesa de campaña por parte de José Francisco Cevallos, retornó con fuerza y ante el escepticismo de muchos volvió a ser figura para lograr un nuevo título.

Hoy 12 de julio se cumplen 6 años desde el día en que llegó el último ’10’ por el que los hinchas y la prensa alagaron por la magia que deslumbraba a todos quienes lo veían.

Mira este recuerdo del crack: