“En el momento en el que una bengala recorre casi 100 metros y termina en el pecho de un niño, un hijo, se prenden las alarmas”. El concejal Carlos Luis Morales rememora a EXPRESO la muerte de Carlos Cedeño, quien falleció en 2005 en el estadio Monumental. Para él, ese hecho fue un detonante en la violencia en los estadios de Guayaquil, 12 años más tarde, la ordenanza municipal está a un paso de cristalizarse y evitar que una tragedia así vuelva a ocurrir.

La reventa, la sobrepoblación y la falta de garantías de seguridad en los estadios afectan al espectador. Todo esto es lo que busca regular y erradicar esta ordenanza municipal.

“El tema de la reventa tiene a la gente loca, gente que se queda afuera con su boleto, o cuando los valores son el triple del real. La idea es que esto de la reventa se elimine”, explicó el concejal a EXPRESO.

Morales ratifica que la “ordenanza es muy buena”, pero que los clubes también han aportado con su granito de arena.

“Los clubes están muy involucrados. Los presidentes han estado muy abiertos en este tema, ellos reconocen las deficiencias de sus estadios. La idea del alcalde (Jaime Nebot) no es endeudar a los clubes, porque conocemos su realidad económica. Hay cosas que se deben priorizar y no toman meses, como las puertas”, agregó el concejal.

El presidente del Club Sport Emelec, Nassib Neme, detalló a EXPRESO que “la ordenanza es necesaria. Tomará un tiempo implementarla, pero es trascendente que esta ocurra. Las inversiones dependerán de la infraestructura de cada escenario. Ha sido analizada y muy socializada con las partes involucradas, lo que sugiere un documento apropiado y por supuesto perfectible”.

A Morales no le preocupa “la gestión del Capwell, Monumental y Christian Benítez”, sí la del Modelo “porque es muy antiguo y no se ha renovado”.

Se anhela que para inicios del 2018, la ordenanza se haga efectiva. “En un mes la ordenanza queda aprobada, en tres meses se notificará a los clubes qué cambios deben hacer y después tendrán el año de evaluación para ejecutarlos”. En ese lapso, las partes involucradas harán dos debates y formarán la Comisión Reguladora (infografía).

Guerra en 2006

El 30 de abril de 2006, en el Capwell, se tuvo que suspender el Clásico del Astillero que Emelec ganaba 3-0 por incidentes que iniciaron los hinchas de Barcelona en la antigua Tribuna San Martín. Hubo varios heridos y muchos daños materiales.

Sobrepoblado

El 14 de septiembre de 2015, Emelec recibió a La Guaira por Copa Sudamericana, el Capwell volvía a abrir las puertas de su estadio y hubo una sobrepoblación de hinchas azules, tanto así que unos se quedaron afuera con boleto en mano.

Otra gresca

Cuando Macará visitó el Monumental a inicios del año, la barra brava de Barcelona protagonizó otro hecho vergonzoso: una riña entre miembros de la barra Sur Oscura, por pugnas de intereses. Los demás hinchas amarillos repudiaron el hecho.

Tomado de: Expreso