El partido entre Barcelona y Clan Juvenil en el Atahualpa se vio empañado por el altercado verbal entre el jugador Jonathan Álvez -quien falló un penal en el 21’- y el entrenador Guillermo Almada.

La reacción del delantero uruguayo nació con la decisión del técnico de reemplazarlo en el compromiso a los 80’. El adiestrador Almada en la rueda de prensa prefirió no ahondar en la polémica acción. “Las valoraciones serán a la interna”, dijo.

Esta mañana, el vicepresidente deportivo, Carlos Alfaro Moreno, explicó que al delantero se lo castigará y además contó que en la interna de BSC hay leyes que facultan un posible castigo al charrúa. “Cada uno de los jugadores saben lo que está bien y qué está mal. Hemos hecho público hace menos de un mes el lanzamiento de un código de disciplina y comportamiento que regirá a todo el equipo”, explicó el ‘Beto’.

Según detalló días atrás el dirigente Juan Alfredo Cuentas, este reglamento de régimen disciplinario para  los jugadores lo realizó el abogado canario, Alfredo Parra.