Por: Denis Dau Karam para El Universo.com

Cuando un equipo demuestra su casta y estirpe copera, impregnando en el terreno de juego aptitudes relevantes; cuando los jugadores se concentran en debilitar las habilidades del rival; y cuando se comprometen a cumplir las indicaciones del DT dadas en el vestuario, ese conjunto puede considerarse un vencedor.

Esa estampa de rotación constante cumplida en el campo por el cuadro amarillo fue conjugada con garra, ímpetu, flexibilidad y coordinación en sus líneas, y aún más visible el coraje y la lucha ante Santos FC, un apergaminado elenco que perdió su invicto en casa y ante su afición, y con el perdón del mundo futbolístico este Santos bien puede considerarse un retazo del equipo de Pelé que lo vimos jugar en nuestra juventud.

Bien Barcelona en el juego individual como en lo colectivo; impresionó y arruinó las tácticas del rival al jugar tantos minutos por las líneas laterales (puntas) y tales desbordes eran letales.

Analicemos el rendimiento del plantel canario, que como aquí titulamos estuvo encendido ante un contrincante que perdió la brújula y el fútbol que practican los brasileños.

Banguera cumplió su rol de arquero; en la defensa, Beder Caicedo, Arreaga, Aimar y Velasco acertaron en su función y los laterales llegaron a convertirse hasta en punteros.

Un medio campo con Oyola, Esterilla, Marques y Érick Castillo destrozó el arranque y los ataques del rival. Y adelante, Marcos Caicedo, Díaz y Álvez confundieron a cada minuto al rival con toques, dribling, pases y creatividad con dirección al arco.

La gigante victoria de Barcelona (1-0) en la Libertadores bien puede resaltarse por el golazo magistral de Álvez; la función permanente de Oyola, convertido en verdadero líder con ropa de obrero; y el tino del DT Almada que con su trabajo demuestra ser uno de los mejores en el país.

Ahora depende de que Barcelona siga esa ruta en la Copa, con su fútbol y aptitudes física, técnica y mental que demuestra en casa y en el exterior. ¿Tiene un espacio en su vitrina para recibir tan ansiado trofeo de campeón? Hace rato lo reclama… (O)

Tomado de: EL UNIVERSO