A veces la malicia puede más que el fútbol. Los partidos no solo se ganan en Cancha, también hay estrategias que se pueden realizar antes de los mismos y los casos de Jonatan Álvez y Gabriel Marques dejan varias conclusiones:

  • A este directorio no le falta conocimiento, sino malicia. Haber gestionado con gente influyente, exjugadores como el mismo Cevallos o Alfaro, o empresarios relacionados a Conmebol.
  • Al abogado Jorge Reinoso lo enviaron solo. Él es un destacado jurista en Ecuador, pero aún es novato en Conmebol, sin peso en la liga Sudamericana.
  • Barcelona está en una etapa que debe cuidar todo. Las dos finales de Libertadores dejaron lecciones y hay que aprender de ellas. La del 90 con el manejo arbitral a favor de Olimpia y la del 98 con la influencia de Euríco Miranda para que habiliten el estadio San Januario en la final (estadio que no tenía capacidad para más de 20 mil personas).
  • La estrategia de Barcelona debe ser hacerle sentir a Gremio que representa a todo el Ecuador.
  • Hay que prevenir todo momento. Si BSC no monta un escenario, impone una presión y respeto, le van a meter la mano.
  • Los árbitros Roldán y Pitana son los opcionados para pitar duelo de semifinales ante Gremio. Estos dos colegiados se mueven alrededor de Wilson Seneme, director de arbitraje de Conmebol. El primero porque Colombia no tienen ningún representante y el segundo porque los otros dos semifinalistas son argentinos.
  • En Sudamérica se habla que para la Conmebol la final ideal es Argentina vs Brasil, porque en la otra llave están River y Lanús, por ende Barcelona no debe descuidar ningún detalle.
Por: Vito Muñoz Ugarte.