Una de las claves fundamentales para obtener la anhelada estrella 15 el año anterior, fue la contundencia que logró establecer Barcelona en su estadio. Los equipos que llegaban ya no solo se debían preocupar por no perder, sino por no salir goleados, sin embargo, ese plantel se dio modos de pasearse ante todos en su casa y volverla impugnable.

Esta no ha sido una virtud del elenco torero en esta temporada, pues Barcelona ha dejado escapar muchos puntos como local cediendo empates como ante Macará, Delfín, Guayaquil City, Independiente del Valle.

Pero eso no queda allí, pues ese mismo Delfín logró también una victoria en el cierre de la Primera Etapa, mientras que en la segunda lo hizo Universidad Católica y ahora El Nacional.