La Confederación Sudamericana de Fútbol rescindió su contrato con la firma Datisa por los derechos de TV para las copas América de 2019 a disputarse en Brasil y 2023 (se jugaría en Ecuador), al conocerse confesiones de hechos de corrupción, según un comunicado publicado en la página web de la Conmebol.

El acuerdo había sido firmado en el año 2013. La medida fue tomada “debido a los actos de corrupción que sacudieron al fútbol internacional en mayo de 2015 y de los que la Conmebol fue víctima”, se indicó en la declaración oficial.

La determinación de las autoridades sudamericanas es una secuela del escándalo FIFA-Gate que en su momento provocó la caída del líder de la entidad mundial, Joseph Blatter, y de otros altos directivos.

“La decisión llega en un momento en el que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos ha concluido la etapa de investigación, en la cual varios miembros de la Junta Directiva de Datisa se declararon culpables de haber incurrido en actos de corrupción para obtener los derechos de patrocinio y retransmisión propiedad de la Conmebol”, agregó la entidad.

Tomado de StudioFutbol