“Nos quedó la ilusión que pudimos hacer una mejor copa aún, por esto debemos ganar el partido del miércoles para volver a clasificar”, fueron las primeras palabras de Matías Oyola en cuanto al partido ante los azules y la importancia de vencer.

Además indicó que el certamen internacional se volvió una obsesión, puesto que quedaron tan cerca de llegar a la gloria. “La Copa se volvió una obsesión para nosotros, queremos clasificar ganando estos cinco partidos”.

Finalmente el capitán amarillo dejó un mensaje para la afición. “Las palabras a lo largo de los años han sido las mismas, agradecerles por el apoyo brindado tanto de local como de visitante, la respuesta de la gente siempre fue positiva. Cada vez que jugamos, hacerlo con cancha llena, y cuando lo hicimos de visitante encontrar barcelonistas por todo el mundo fue algo indescriptible”.