El empresario argentino, Alejandro Burzaco, expresidente de la empresa Torneos y Competencias (TyC), reconoció que incurrió en sobornos a nivel de la dirigencia del fútbol sudamericano incluyendo a Luis Chiriboga, expresidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF).

Burzaco rindió declaraciones en el juicio de corrupción de la FIFA este martes y apuntó que acordó con “aumentar los sobornos anuales a Chiriboga (en ese entonces presidente de la FEF) y Bedoya (presidente de la Federación Colombiana) de 400.000 al año a 600.000”.
Este incremento en los sobornos se realizó para evitar que firmaran por otra empresa televisiva.
Burzaco, que prometió devolver 21 millones de dólares e intenta reducir su sentencia, confesó e identificó a tres de sus excompañeros de congresos y fiestas de la Conmebol y la FIFA en la corte federal de Brooklyn, en el marco del juicio que durará unas seis semanas.
Además reveló que presidentes de federaciones como el argentino Julio Grondona o el brasileño Ricardo Teixeira llegaban en jet privado a la sede de la Conmebol en Asunción, tenían varios Mercedes Benz esperándolos y no pasaban por aduanas ni migraciones.
Tomado de Estadio