El testigo clave del caso ‘FIFAGate’ Santiago Peña, declaró esta tarde ante la justicia de Estados Unidos, sobre información que involucra de forma directa a ex directivos de las Federaciones Sudamericanas, entre ellos el ex presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol Luis Chiriboga.

Precisamente, Peña asegura que sus jefes la familia Jinkis en la empresa Full Play, le pidieron en el 2013, dejar de poner iniciales en los presidentes de las federaciones, en registro de sobornos y entonces los reemplazaron por “nombres de fantasía”.

Lo curioso, es que esos nombres eran marcas de carros. Chiriboga era apodado como ‘Toyota’, Juan Ángel Napout ex presidente de la Conmebol era apodado como ‘Honda’, Manuel Burga ex directivo del fútbol paraguayo era nombrado por ‘Fiat’, los directivos de Perú Flemic, Colombia era Kia, Chile Peugeot, Bolivia como BMW y finalmente Rafael Esquivel de Venezuela como Mercedes Benz.

Tomado de: Estadio