La directiva del Barcelona Sporting Club ya empezó a armar su plantilla para el 2018. Además de buscar refuerzos, también analizan la continuidad de los futbolistas cuyos contratos finalizar en diciembre de 2017.

Uno de los jugadores que quedaría fuera de la plantilla es el portero Damián Lanza porque su contrato finaliza el 31 de diciembre. Se pudo conocer que el golero tendría el deseo de jugar en un equipo que le garantice titularidad por ende ya lo habrían contactado desde varios clubes de Serie A. 

Uno de los clubes que quiere tener a Lanza es el Aucas y otro el Deportivo Cuenca, club al cual le tiene mucho cariño por el cual se decidiría el golero amarillo que disputó más de 30 partidos en los últimos 6 años que estuvo en Barcelona.