Ya estaba decidido, el uruguayo Jonatan Álvez no quería regresar a Ecuador luego de la pretemporada de Barcelona SC en Estados Unidos por un problema personal.

“Lo de Álvez fue un caso especial, él no se fue de Barcelona por el dinero, él no quería estar en un país donde tenía una mujer que le hacía juicio cada seis meses para aumentar la manutención. Son cosas que no se dicen pero eso determinó que se vaya, él ya no quería pagar 7 mil, 10 mil dólares mensuales”, expresó el vicepresidente financiero.

“Yo le decía si te quieres ir de fiesta puedes hacerlo en tales días, pero los días de entrenamiento previo (miércoles, jueves o viernes) a un partido no debía hacerlo. Es un hombre especial, un jugador muy dificil, nosotros lo pudimos controlar porque venía con problemas de formación,  pero es un buen muchacho, con gran sensibilidad, a su familia la ama”, agregó.

Además recalcó que con el dinero de su traspaso comprará una casa a su familia.