Fuente: StudioFútbol

Una juez de la ciudad de Valencia, España ha decidido cerrar la investigación e iniciar los trámites para empezar el proceso de llamamiento a juicio para los 37 futbolistas que disputaron en mayo del 2011 el partido entre Levante y Zaragoza por la Primera División española.

Este caso había sido cerrado pero hace dos semanas lo reabrieron debido a un destino de unas transferencias de dinero que antes del partido habían supuestamente recibido los jugadores del Zaragoza.

Entre los jugadores más conocidos que están imputados por esta causa se encuentran los ecuatorianos Felipe Caicedo y Jefferson Montero, los uruguayos Christian Stuani y Gustavo Munúa (ex DT de LDU), los argentinos Nicolás Bertolo, Leo Ponzio y Leo Franco, el paraguayo Paulo Da Silva y los españoles Gabi y Ander Herrera (compañero de Antonio Valencia en el Manchester United). Todavía no hay una fecha específica de presentación al juicio ya que puede ser un proceso que dure muchos meses.

Las investigaciones hechas por la comisión Anticorrupción española recalcan que esto configura un delito de fraude deportivo ya que supuestamente los jugadores del Zaragoza recibieron un dinero de un superior y estos los sacaron de sus cuentas para dárselos a los jugadores del Levante con el fin que se dejen perder este partido para así salvarse del descenso.

La fiscalía española estima que el monto del dinero entregado estaría rondando los 965 mil dólares.