El futbolista Màximo Banguera en el programa Tarjeta Dorada reveló por qué se demoró su renovación con BSC: “Fueron por algunos factores en el sentido de que en el 2015 no tuve un buen año, después de la pérdida de mi mamá no quería jugar más, ella era un pilar fundamental en mi vida”.

Y agregó: “En el 2016 los dirigentes decidieron bajarme el sueldo, les dije que no tenía ningún problema, yo estaba consciente que no había tenido un buen año y no merecía ganar eso. Mi sueldo no era muy alto y me bajaron casi al 50%. En el momento de la renovación me senté con la misma persona y le dije que era momento de que me devolvieran lo que me habían quitado. Quería el mismo sueldo que tenía, ni más ni menos”.

Banguera reconoció que Liga de Quito le hizo una oferta de esas que no se pueden rechazar, pero lo hizo por el amor que le tiene a Barcelona.

1’600,000 me ofrecieron para firmar ya. De hecho lo que hice fue agradecerle a los señores Paz por tomarme en cuenta. Mi felicidad es Barcelona y siempre voy a estar muy agradecido por la gente que me dio su apoyo”.

Y afirmó: “No es necesario ser millonario para ser feliz. La felicidad uno la construye y la disfruta, uno puede seguir trabajando haciéndolo de otra manera”.