Para Flavio Fantasma Perlaza, cuatro veces campeón con Barcelona (1980, 1981, 1985 y 1987), “lo preocupante no es que (Ariel) Nahuelpán haya fallado dos penales”, sino “los conflictos” que el exzaguero estima que hay entre el delantero y Guillermo Almada, entrenador canario. El también DT cree que hay un problema surgido tras el cambio que hizo el uruguayo, en la primera fecha del torneo, del Loco por Juan Ignacio Dinenno, autor del gol del triunfo 3-2 sobre Universidad Católica. Perlaza planteó esa hipótesis ayer, en diálogo con el programa City Noticias, de Radio City.

Barcelona ha ganado los seis puntos disputados, pero con angustia. Contra Técnico, Nahuelpán falló dos penales y su entrenador dice que el jugador quedó afectado anímicamente, pero    que lo respalda. ¿Qué opina de este tema?

Como entrenador yo diría lo mismo que ha dicho el señor (Almada) de Barcelona. Pero lo preocupante no es que haya errado dos penales Nahuelpán, lo que preocupa son los conflictos que hay entre este y el técnico. Esos conflictos son los que no permiten que un futbolista se desempeñe de la mejor manera en el terreno de juego y producen altibajos. Primero hay que solucionar los conflictos internos del club y después ver la manera como uno recupera un jugador tan importante como Nahuelpán.

¿A que se refiere cuando habla de conflictos entre Almada y Nahuelpán?

El técnico de Barcelona tiene algunos problemas con Nahuelpán. La semana pasada, cuando salió de la cancha, Nahuelpán lanzó algo por allí. Cuando empiezan a darse conflictos, se distrae y se fracciona al equipo. No olvidemos que un equipo está compuesto por todos los jugadores, cuerpo técnico y los dirigentes. Cuando se resquebrajan el respeto y el liderazgo, eso afecta a todos, en general, incluso a los que estamos fuera de la cancha.

Si ahora hay un conflicto, ¿no fue más claro el de Jonatan Álvez con el DT y el delantero siguió jugando?

Son actitudes diferentes, pese a que todos conocíamos lo que era Álvez. Pero al haber tenido ofertas de México, él visualizaba la oportunidad de salir (al exterior). Nahuelpán, en cambio, regresó de México. Son dos casos distintos: uno quería salir y el otro está de regreso y está tratando de mantenerse en Barcelona, un club bastante complicado. Aquí cualquier cosa que pase, por muy liviana que sea, siempre tendrá repercusiones en todos los niveles. Como digo, cada vez que se pierden el mando y el liderazgo, y no hay una conjunción en todas las líneas, empiezan a darse conflictos. Se gana a lo Barcelona, por la garra que siempre ha tenido este equipo, pero nos deja intranquilos porque su accionar no es
el que desde el inicio necesitábamos ver.

¿Es hora de darle más tiempo a Dinenno o hay que ratificar a Nahuelpán?

Todo depende de lo que quiera proponer el técnico. No por poner dos atacantes se va a ser más ofensivo, porque hasta entrando sin atacantes puede ser más ofensivo. (Debe jugar) quien ande mejor, pero es importante que alterne la titularidad, porque así el argentino Dinenno sentirá que está más protegido y que su incorporación es beneficiosa para el club. Dinenno es un futbolista que le puede rendir bastante a Barcelona. Ahora, si pueden estar los dos en el terreno de juego eso les causarían más preocupación a los rivales y le podrían dar a Barcelona un mejor desempeño en ataque,
un aspecto que ahora está dejando mucho que desear.

Viendo a Guayaquil City, ¿se puede hablar ya de candidatos al descenso?

La verdad es muy prematuro, pero desde ya se perfilan los equipos ascensores. Pero esperemos que logren recuperarse y veamos un campeonato muy disputado.

¿Qué recuerda de Eduardo García, quien fue su rival?

Como futbolista y empresario fue un gran profesional. Uno de los extranjeros que más aportaron en Emelec y en nuestro torneo. Es una pena que se haya ido, pero si Emelec lo perennizó, es merecido. En 1978, cuando El Nacional fue tricampeón, me tocó convertir un gol en el partido del título (3-1). Luego conversamos con Eduardo de eso cuando Barcelona fue campeón, en 1980, y el plantel festejó en la Parrilla del Ñato, en Urdesa. Era líder de la Iglesia galilea, a la que voy. Como pastor también hizo su tarea. Gran persona.

Tomado de: El Universo