POR JERSON RUIZ – @jersonruiz

Barcelona está eliminado de la Copa Sudamericana y los palos se reparten para los jugadores y cuerpo técnico, pero esta vez, quien ha llevado gran parte es el presidente del equipo, José Francisco Cevallos.

El hecho de ser Gobernador del Guayas y presidente del equipo más popular del país ponen a Cevallos en el ojo del huracán.

“Soy el responsable en la victoria y en la derrota, al final de mi período se podrá hacer un análisis de cómo nos ha ido”, expresa Cevallos como adelantándose a las preguntas que se vienen.

¿Cevallos es el responsable de todo lo que pasa en Barcelona?

Totalmente, lo soy como presidente y asumo mi responsabilidad, después de que termine mi gestión de cuatro años se podrán sacar las conclusiones.

Dar la cara en el festejo y en las eliminaciones.

Soy el líder de este grupo y asumo las cosas que pasan. Ahora las críticas son duras, pero tengo dos camisetas y equilibrio. Cuando las cosas salen o no se dan hay que dar la cara. No hay que sentirse el mejor, el superdotado o el extraterrestre cuando se gana ni el peor cuando se pierde. Son golpes que duelen.

Vito Muñoz dice que se defina entre Gobernación o la presidencia del equipo.

Soy respetuoso con los comentarios y más aún en estos momentos difíciles, los escucho con tranquilidad y humildad, de las cosas buenas hay que sacar las mejores conclusiones. Hay muchos criterios. Pero en el tema de la Gobernación yo asumí una responsabilidad paralela y estoy pendiente de ambas instituciones. No son mis hobbies, ni mis tiempos libres. Tengo mi equipo de trabajo que me ayuda. Estamos al tanto de todo, todas las decisiones pasan por mí.

¿Gobernación y presidencia es la polémica?

Si pasa algo en el tema de seguridad en mi función, dicen que estoy dedicado a Barcelona y no a la Gobernación, si ocurre algo con el equipo, dirán que es porque estoy dedicado a la Gobernación y no a Barcelona. Estoy tranquilo porque en las dos funciones tengo la bendición de Dios.

De frente, ¿dejaría la Gobernación o la presidencia de Barcelona?

No voy a dejar al equipo, no lo voy hacer. Asumí un compromiso con los socios por cuatro años. Renunciar a la Gobernación tampoco yo lo decido, eso es cuestión del Presidente de la República, es decisión de él y respeto lo que él diga. Él sabrá hasta cuándo estoy.

Mientras no haya problemas institucionales en el club, seguiré trabajando. En los duros momentos es donde hay que trabajar más.

El drama se terminará si ganan la etapa del campeonato, no hay más opciones.

Solo tenemos ese camino, Barcelona es un equipo grande y vamos a buscar ganar la etapa. Hay que seguir peleando y esto comienza ante Delfín, queremos pelear los primeros lugares.

Es duro manejar Barcelona, están expuestos a todo.

Como jugador y dirigente es complicado, pero esto es un reto y me gusta, pero con trabajo y responsabilidad hay que salir. Dolió la eliminación, habrá revanchas, pero cuando se den las cosas también las manejaremos con coherencia y mucha tranquilidad.

Ojo no nos sentimos lo peor, perdimos en Paraguay, hubo un gol que bien se pudo sumar.

¿El deporte y la política sí pueden ir de la mano?

Nunca he utilizado el deporte por la política. En mi caso dejé de ser arquero por ir al Ministerio del Deporte. Jamás he aprovechado la institución por alcanzar algo políticamente. Lo mío ha sido diferente, mi imagen ha sido siempre ligada al deporte. Tengo el apoyo de mi familia y eso me llena de fortaleza. Hay un buen equipo de trabajo.

Esta pregunta no la drible por nada del mundoEn 2019, ¿Cevallos va a ser candidato a prefecto o alcalde?

No lo niego, me gustaría hacer algo bueno, como lo hice una vez por el deporte del país. Ahora habrá que hacer algo por la ciudad o la provincia. Donde me lleve Dios, tengo que ir. No lo descarto, donde tenga la opción, pero tampoco depende de mí. Si el proyecto político donde estoy me requiere voy a estar presente.

¿Alcaldía de Guayaquil, Milagro o la Prefectura del Guayas?

Lo que Dios diga, nací en Ancón, viví en Milagro y trabajé en Guayaquil, Quito y Cuenca, soy grato en las ciudades donde viví. El tiempo lo dirá, por ahora las ganas y pasión están puestas en las dignidades que tengo.

A seguir teniendo doble camiseta para las victorias y derrotas.

Eso siempre se tiene, desde cuando uno era jugador. Hay que saber escuchar y seguir trabajando, todo se consigue con esfuerzo, hay rachas malas, ya nos pasó cuando nos eliminó el Zamora. Vamos a mejorar, eso lo sé.

¿Almada de largo?

Todos sabemos el trabajo de Guillermo Almada, es un tipo serio que hace pocos meses ganaba a los mejores equipos brasileños.

Muchos años en Barcelona y ya sabe cómo es el negocio de perder y ganar.

Llegué muy joven, en los años 90, luego salí por seis meses en Once Caldas, pasé por D. Azogues y Liga, tengo unos 20 años, ahora tres como dirigente. Aquí no se vive de los recuerdos, eso solo te motiva, se vive del presente y el futuro y se lo hace con pasión y esto fue lo que soñé. Ahora pongo mi granito de arena.

Habló con Gerardo Traverso en Paraguay, el exjugador de Barcelona que está postrado muchos años, ¿qué le dijo?

Él está estable y con gente que lo atiende y lo quiere, es un valiente que tiene un estado de ánimo fuerte. Él sabe que lo queremos mucho en Barcelona.

¿El tema de los derechos de televisión se hizo una telenovela de no terminar?

Así veo, hay problemas. Ya se dieron las bases, ahora hay que esperar qué ocurre. Estamos preocupados si hay una demanda. Es una situación compleja.

¿Y si se vuelve a lo de antes, cuando cada club arreglaba por su cuenta?

Esa es una opción cuando se instituya la Liga profesional o hacer un Congreso extraordinario y devolver a los clubes el derecho a negociar, pero si pasa eso, habrá varios equipos que no se van a sentir respaldados. Es algo difícil, pero ya queremos que se arregle esto, necesitamos el dinero para pagar. Ojalá que se arregle.

Tomado de: Diario Extra