Los directivos de los clubes decidirían suspender el Campeonato Ecuatoriano de Fútbol, hasta la creación de la Liga Profesional con lo que los derechos de transmisiones de televisión, ya no pertenecerían a FEF sino a los equipos directamente para negociarlos a su conveniencia.

Esta resolución la habrían tomado los equipos luego de los problemas que se han generado con el manejo de FEF y los derechos de TV que en principio se firmó contrato con GolTV, luego quedó sin efecto. Obligaron a la federación a que realizara un nuevo concurso y ahora le modifican la obligan a cambiar las bases del mismo.

En las bases del concurso se pedía tener una garantía superior a los 90 millones de dólares ante una posible demanda de Gol Tv, pero la misma pidió ser modificada, lo que provocaría la decisión de los equipos de crear la Liga Profesional del Fútbol Ecuatoriano.