El veloz atacante de Barcelona, Erick Castillo, reveló que cuando iban ganando 2-0 en el Clásico del Astillero nunca pensaron en que podía darse un nuevo 5-0 como pedían los hinchas.

Castillo dijo que los clásicos “son partidos que no sabes en qué minuto puede suceder algo y bueno, son partidos que son una guerra, complicados, y gracias a Dios se dio la oportunidad de ganar nosotros”.

No pasó por la cabeza de los jugadores ganar por 5-0 pero sí lograr la victoria que al final fue de 3-1 para los toreros.

Sobre su gol, el jugar comentó “siempre practicamos ir a buscarla (pelota) ahí y se dio la oportunidad”.

Tomado de: Estadio