Este viernes Barcelona Sporting Club escribió su segundo capítulo más bochornoso de la temporada al caer derrota ante Liga de Quito en el estadio Monumental. Cabe señalar que la primera gran verguenza que sufrieron este año los dirigidos por Guillermo Almada fue internacional, al ser eliminados por el ‘humilde’ General Díaz de Paraguay.

Con la derrota sufrida ante los albos, los canarios perdieron no solo el invicto en casa, mismo que no se veía desde el pasado 9 de diciembre cuando también fue superado ante Macará y se quedó sin boleto para la Copa Libertadores, sino que además de aquello perdieron el liderato del torneo nacional.

La expectativa era muy alta para este cotejo, puesto que previo y posterior al partido de ida disputado en Casa Blanca el domingo anterior, los comentarios realizados por Hernán Barcos, delantero de Liga de Quito, calentaron mucho más el ambiente de este partido que definía al puntero.

Ya en la cancha, los visitantes demostraron actitud y coraje pese a que no mucho juego vistoso, cualidades de las que careció Barcelona, que, ni con un fuerte rugir de los casi 45 mil espectadores que se dieron cita esta noche ni siquiera pudieron rescatar un punto que los mantenga en la cima del certamen.

Al final de cuentas, los canarios cerraron una doble fecha HUMILLANTE con CERO PUNTOS de SEIS POSIBLES, mismos que ahora los tienen los albos y que de paso los consolidó en lo más alto de la tabla de posiciones a diez fechas de finalizar la etapa.