La mala noticia de la mañana de hoy. Luego de la victoria ante Deportivo Cuenca, Barcelona regresó a los entrenamientos, pensando en lo que será el partido del próximo viernes ante Guayaquil City en el estadio Monumental. El equipo principal realizó trabajos regenerativos, mientras los jugadores que no tuvieron actividad desarrollaron un trabajo más cargado.

La principal novedad de hoy es que Michael Arroyo sufrió un golpe durante la práctica, lo que obligó a que abandone el campo de juego. Sin embargo, a pesar de la molestia, no hay que alarmarse. Únicamente salió por precaución y para mañana volvería a las prácticas con normalidad.