Esto también es ‘sin llorar’. Un día como hoy, 15 de mayo del 2016, Barcelona le asestó al Bombillo una de sus más lapidarias goleadas, un categórico y humillante 5 a 0, en el estadio Monumental.

Pese a que el Ídolo no venía mostrando su mejor juego en el campeonato nacional –en el Clásico anterior cayó por 1 a 2- los amarillos sorprendieron a Emelec con una destacada actuación de Matías Oyola, quien retornaba al plantel luego de una lesión.

El ‘Pony’ puso la garra y el ritmo en el mediocampo torero, clavando su estocada al minuto 35 con un golazo de tiro libre, el tercero de la ‘masacre’. Las otras anotaciones fueron de Pedro Pablo Velasco, al 10’; Damián Díaz, 25’; Wacho Vera, 89’; y Jonatan Álvez, de penal al 93’.

“Cinco, cinco, cinco” fue lo que se escuchaba nuevamente en el Monumental, puesto que 4 años antes, en el 2012, el Ídolo le dio la misma dosis a su tradicional rival, haciendo que la parcialidad canaria grite de la misma forma.

Este resultado fue clave para BSC, lo ubicó en el segundo lugar de la tabla y significó el inicio de la buena racha que lo llevó a proclamarse campeón del 2016.

NO FUE “AUTOBULLYING”

Muchos creyeron que los eléctricos se hicieron ‘autobullying’ o que eran pitonisos, ya que durante algunos partidos la hinchada azul exhibió en el Capwell una bandera que decía “Acuérdate del 15 de Mayo”. Pero no era debido a que ya sospechaban que se venía la goleada. Ese trapo, así como una canción, hacían referencia a un enfrentamiento entre barras, del que sacaban ‘pecho’ los seguidores del Bombillo. Luego del furibundo 5 a 0, los eléctricos ni más volvieron a colgar esa bandera, ni a cantar su melodía.

Ahora son ellos quienes lamentan el 15 de Mayo.

César Contreras
Director
Hincha Amarillo

😂👊🏼

A post shared by Hincha Amarillo OFICIAL (@hinchaamarillo_ec) on