Luego de obtener una sufrida victoria ante Macará, los albos sumaron 31 puntos y recuperaron el primer lugar en la tabla de posiciones, desplazando a Barcelona que pese a su última victoria se quedó a dos puntos de la cima.