Si bien es cierto el arbitraje ecuatoriano siempre ha sido cuestionado por sus actuaciones, Roddy Zambrano es uno de lo que más polémica ha causado en sus diferentes participaciones, sobretodo en las que ha tenido que pitarle a Barcelona.

Como reza el conocido refrán, ‘para muestra, un botón’, puesto que hay algunos datos que respaldan esta opinión.

Para iniciar esta breve reseña de los errores de Zambrano contra los canarios, podemos remontarnos al 2015, partido Barcelona vs Deportivo Quito en el estadio Monumental, allí el juez central expulsó al capitán Matías Oyola por una supuesta  ‘barrida en plancha’, que tras la repetición quedó claro que ni fue infracción y mucho menos para expulsión.

Otro ‘terrible’ recuerdo sobre Zambrano fue en el octubre del 2016, cuando -en un cotejo de alta trascendencia para las aspiraciones de ambos por llegar a la final- decidió expulsar a Pedro Pablo Velasco por una supuesta agresión; sin embargo, el Tribunal de Apelaciones desestimó la sanción de Roddy y bajó la suspensión de dos a solo un partido.

Uno de los capítulos más recientes de este réferi manabita fue el año anterior, los canarios peleaban por llegar a la final del torneo nacional, pero en el cotejo disputado en el estadio Jocay, Zambrano sancionó un penal inexistente sobre el final, con lo cual dejó a los toreros más rezagados en sus aspiraciones.

El pasado martes, la FEF anunció que justamente Roddy será quien comande las acciones en el encuentro que inicia la fecha, entre Barcelona y Guayaquil City. Por esta razón, se encendieron las alarmas entre los hinchas amarillos, que temen por su actuación, especialmente por alguna jugada en la que intervenga el goleador Juan Dinenno, quien tiene cuatro tarjetas amarillas. Si el viernes recibe la quinta anonestación, se perderá el Clásico del Astillero.

Atento, Roddy, ¡el país te estará observando!