Esta mañana se conoció que la audiencia de Máximo Banguera y Béder Caicedo quedó diferida y por ende los jugadores no se presentarán ante la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

“Hemos pedido el diferimiento de la audiencia de Máximo Banguera y Béder Caicedo. Estamos concentrados. Inaudito que los convoquen a pocos días del partido”, exclamó esta mañana el presidente canario José Cevallos.

La Comisión Disciplinaria de la Ecuafútbol decidió abrir un expediente a los jugadores de Barcelona por los incidentes ocurridos en el Clásico del Astillero del pasado 27 de mayo, donde -supuestamente- tanto Banguera y Caicedo hicieron gestos ofensivos en contra de la hinchada azul.

El Ídolo solicitó nueva fecha y hora para la audiencia en el Comité de Disciplina de la FEF, la cual se reprogramará la próxima semana.

Adicionalmente se conoció que los jugadores canarios tienen obligaciones comerciales con una empresa de la localidad, programados para este día, lo cual les impediría acudir al llamado de la FEF, que estaba previsto para esta tarde desde las 13:30.