Aquiles Álvarez, Presidente de la Comisión de Fútbol del elenco canario, estaría analizando la posibilidad de dar un salto gigantesco en su carrera dirigencial, puesto que si actualmente es uno de los máximos responsables del equipo más popular del Ecuador, su perfil profesional podría expandirse en caso de tomar la posta de Carlos Villacís como principal de la Federación Ecuatoriana de balompié.

En una entrevista concedida a Diario El Universo, Aquiles no oculta su entusiasmo al ser cuestionado sobre este reto que según él significaría una “gran responsabilidad con el país”, pero que aún no está decidido en asumir.

“Obviamente, el reto seduce. Siento que el grupo que podría formar para reestructurar el fútbol ecuatoriano está totalmente capacitado y tiene toda la experiencia para poder hacerlo. Pero eso no significa que haya decidido postularme. No es cuestión de una sola persona. Habría que armar un grupo de trabajo con grandes dirigentes de todo el país”.

Álvarez llegó a la dirigencia torera ‘de la mano’ de José Francisco Cevallos, pero ha sido bajo sus propias aptitudes y aciertos por los que actualmente es reconocido y admirado no solo por parte de los hinchas amarillos sino también de directivos y aficionados de otros clubes.

Al ser consultado sobre qué podría ofrecerle al máximo organismo que rige el fútbol en nuestro país, Aquiles respondió.

“El gran problema de esta FEF, durante 20 años, ha sido concentrar el poder en pocas personas. Que no se haya respetado la parte institucional y que no se haya considerado a un directorio, el grupo que tiene que tomar decisiones en conjunto con el presidente. La fortaleza de una institución está en su directorio. En caso de existir una posibilidad (de presidir la FEF), mi idea sería fortalecerla como institución teniendo un grupo importante de dirigentes en el directorio y las comisiones y no concentrar el poder en un solo lugar. Armar un plan de trabajo, que cada provincia tenga un representante dentro de la FEF. Esa es mi idea como aporte para quien arme el proyecto. Sinceramente, apoyo el cambio. No pienso en armar solo una candidatura. Ante la pregunta, doy ese punto de vista. Si a nivel nacional se puede estar de acuerdo para armar algo y asumir el reto, sería espectacular”.

“Uno desde afuera se da cuenta del lineamiento que hay como institución o como directiva y no he visto que las decisiones se tomen escuchando a todos los actores de las asociaciones de cada provincia para tomar decisiones. Más que criticar o hablar de la actual dirigencia, que va a cumplir 20 años, me enfoco más en el tema de tratar de cambiarla como institución y en un nuevo proyecto para fortalecerla”.

Fuente: El Universo