En medio de la compleja situación que está viviendo Jonathan Álvez en el Junior de Barranquilla, al ex ariete uruguayo de Barcelona Sporting Club le habría aparecido un “salvavidas” con la llegada de Guillermo Sanguinetti a Santa Fe de Bogotá.

Poco después de que Sanguinetti rescindiera hoy con Deportivo Cuenca y se anunciara su llegada al Independiente Santa Fe de Bogotá, se conoció que el entrenador charrúa habría pedido a Álvez como refuerzo para los Cardenales, conociéndolo del tiempo que dirigió en Ecuador.

El delantero uruguayo de 30 años no pudo llenar las expectativas que generó su millonaria incorporación y la directiva del Junior de Barranquilla se encuentra buscándole equipo para recuperar algo de su inversión, mientras es criticado por la hinchada y la prensa.