Aquiles Álvarez, Presidente de la Comisión de Fútbol del Barcelona SC, cuestionó a la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) por abrir un expediente en contra de los jugadores Béder Caicedo y Máximo Banguera.

Los dos jugadores realizaron controvertidos gestos contra la hinchada de Emelec, después de que los toreros marcaran el empate (2-2), en el último Clásico del Astillero.

​Caicedo le sacó el dedo medio a la afición de Emelec en el festejo del tanto de Erick Castillo. Banguera, ante las constantes provocaciones de la afición, se pasó la mano por el cuello en señal de degollamiento. El arquero se justificó y dijo que es el mismo gesto para festejar de Jhon Jairo Cifuente.

Álvarez se sumó al pronunciamiento del presidente del club, José Cevallos, en tono amenazante hacia la Ecuafútbol. “Como dice el presidente, es totalmente desacertado. Yo creo que abrir más frentes entre Barcelona y la Federación no es inteligente. Ojalá actuén con coherencia y objetividad, cosas que no han venido pasando en la FEF”, mencionó el directivo.

A criterio de la directiva del equipo ‘canario’, la FEF no tiene justificativo para sancionar a Caicedo y Banguera, ya que los gestos de los futbolistas no constaban en el informe del árbitro Omar Ponce.

Tomado de: Bendito Fútbol