Ariel Nahuelpán tiene la ‘pólvora mojada’, eso le puede pasar a cualquier artillero. Pese a la sequía goleadora, el argentino se destaca por el ímpetu que le pone a cada jugada, al tratar de luchar por el balón, en su afán de ‘romperla’. Sin embargo, eso ha causado que el calvo jugador amarillo suela terminar en el piso, algunas veces golpeado.

El domingo anterior, Nahuelpán tuvo un choque con un jugador de Aucas y recibió un golpe en la cabeza, que provocó que termine vendado. Afortunadamente, no fue de gravedad.

El año pasado, en su debut en el campeonato ecuatoriano, también se ‘partió’ la cabeza al estrellarse con un adversario, en el partido en que el Ídolo perdió 1-3 ante Universidad Católica, disputado en Quevedo. La sangre brotó inmediatamente.

En el 2015, mientras jugaba para el Monterrey, de la liga mexicana, sufrió la lesión más grave en su brillante cuero cabelludo, al recibir un corte de 12 centímetros, que representó una sutura de 15 puntos. Esto, en un encuentro contra el Pachuca.

Así que estimado Ariel, cuide el ‘coco’ y déjese crecer el cabello o póngase peluca, como medida de protección.

Mire las lesiones en la cabeza de Nahuelpán: