Dos partidos más para ser campeón. Ese es el pensamiento que impera ya en todos los vestuarios de las selecciones que se han clasificado para semifinales del Mundial de Rusia. Dos y tres partidos le faltan a las selecciones que aún están con vida para levantar la Copa del Mundo en Moscú en las que hay varias inesperadas en esta ronda como Rusia, la anfitriona, que dejó atrás a España, una de las favoritas.

La primera clasificada para semifinales ha sido Francia, que se ha deshecho de Uruguay con solvencia. Luego Bélgica venció con las justas a Brasil y se metió entre los cuatro mejores de la competencia. De este encuentro saldrá el rival de los de Deschamps.

El sábado, Rusia se enfrentará a Croacia y Inglaterra se verá las caras con Suecia.