Uno de los partidos de cuartos de final del Mundial que más llamará la atención será el que enfrente a Suecia e Inglaterra. En la previa, dos históricos ex referentes hicieron una apuesta. Zlatan Ibrahimovic y David Beckham se la jugaron y prometieron algo en caso de que el equipo rival gane. 

“Si Inglaterra gana, yo te pago una cena en la parte del mundo que quieras. Pero si Suecia gana, vos me comprás lo que yo quiera para mi nueva casa”, tiró Zlatan. David no se quedó de brazos cruzados y redobló la apuesta. “Si Suecia gana, voy a llevarte personalmente para que compres lo que necesites para tu nueva mansión en Los Angeles. Pero cuando Inglaterra gane quiero que vengas a ver un partido a Wembley vistiendo la camiseta de Inglaterra, y comas pescado y papas en el entretiempo”. ¿Quién pensás que va a ganar?

El delantero y el volante, dos jugadores con mucha clase, fueron referentes en sus selecciones durante muchos años, y en varias ocasiones vistieron la misma camiseta (aunque casi siempre fue en épocas distintas): ambos jugaron en el Machester United, en el Milan, en el PSG (donde compartieron equipo), y en Los Angeles Galaxy.

Uno de los partidos más recordados entre ambas selecciones fue un amistoso que se disputó en 2016. Terminó 4-2 a favor de los suecos, y Zlatan metió un golazo de chilena.