El seleccionado de Honduras no pasa por un buen momento y esta mañana apenas empató sin goles con su similar de China, lloviendo las críticas a sus jugadores. En el encuentro participó Mario Martínez, jugador de Barcelona.

La paciencia en Honduras no daba para mucho. Su selección venía de perder 6-0 ante Japón y veía en el modesto China la oportunidad de mejorar y poder lavar un poco su imagen pero, pese a la mejoría, no se pudo llevar un buen resultado.

Con la presencia de Mario Martínez, los hondureños tuvieron proyección al ataque, pero no lograron ser claros a la hora de anotar.

Tras el final marcador de 0-0, la prensa y los hinchas de este país comenzaron a criticar fuertemente a los jugadores, acusándolos de falta de entrega y compromiso con su selección.

Tomado de: Futbolizados