Rafael Correa, presidente del Ecuador y emelecista confeso, deseó en su cuenta de Twitter que el Clásico del Astillero lo gane el mejor, aunque dejando entrever su apoyo al equipo de sus amores, que esta noche recibirá a un Barcelona decidido a tomarse el estadio Capwell y jugar la final del campeonato.