Los jugadores de Barcelona celebraron con euforia el triunfo 0-1 ante Emelec en el estadio Capwell, encuentro que terminó en incidentes que provocaron la rápida salida de los amarillos del escenario al terminar el encuentro.

“En el camerino hubo un desperfecto (eléctrico). Fue aumentado el humo y los jugadores tuvieron que salir”, aseguró Luigi Macchiavello, vocero de los toreros.

Antes, durante el segundo tiempo, hubo incidentes en las calles San Martín y Pedro Moncayo, donde se habían ubicado vallas para delimitar el ingreso de la hinchada de Barcelona. Incluso se oyeron disparos y hubo lanzamiento de gas lacrimógeno, que llegó hasta el palco de prensa del Capwell.

Pero esto no privó a los toreros de festejar con algarabía. “Somos un equipo ‘previsible’, ganamos todos los clásicos”, fue lo único que dijo el DT Rubén Israel, antes de abordar el ómnibus, ya que ni él ni Gustavo Quinteros, técnico de Emelec, dieron rueda de prensa.

“Este triunfo es para toda la gente que nos vino a apoyar y se lo merece”, comentó el capitán Matías Oyola. En contraste, los azules se mostraron desconcertados por perder un partido que dominaron. “Es que no le damos, llegamos diez veces, a nosotros nos llegan una vez y nos hacen el gol, esa es la realidad, ¿qué le vamos a hacer…?”, lamentó Fernando Giménez.

“El fútbol es así, pero en algún momento vamos a concretar las ocasiones que tenemos nosotros, ojalá que tengamos un poco de suerte”, añadió.

Pedro Quiñónez compartió la misma opinión. “No sé si es el desgaste, nos falta definir. Se trabaja y todo, pero no tenemos esa fortuna en el momento de definir”, insistió.

Mientras, el atacante Ángel Mena, quien estuvo cerca de anotar, reconoció estar con “bronca por perder”.

“Nosotros fuimos superiores durante todo el partido, en el primer tiempo no nos llegaron ninguna sola vez”, agregó.

“A eso apuestan ellos (a esperar el contragolpe). Siempre de visitante hacen ese juego. Estamos tristes por haber perdido, lo importante es que tenemos asegurada una final”, agregó.

2012 Triunfo tras dos años

Barcelona no ganaba en el Capwell desde el 12 de agosto de esa temporada. Fue 1-2 con tantos de Narciso Mina y Damián Díaz. Emelec descontó a través de Eddy Corozo.

65 victorias amarillas

Los toreros ampliaron su ventaja sobre los azules en duelos por el torneo nacional al llegar a esa cifra. Los empates son 79 y los triunfos eléctricos en Clásico siguen en 61.

Tomado de: El Universo