Tener a los equipos guayaquileños en la parte alta de la tabla de posiciones se ha convertido en una sana costumbre en los últimos años.

En el 2008, cuando Emelec no pudo clasificar a la liguilla final, se marcó un punto de inflexión. Cinco temporadas antes, Liga de Quito ganó el primero de los cuatro títulos nacionales que obtuvo con el advenimiento del nuevo siglo.

Los albos, junto a Deportivo Quito, El Nacional y Deportivo Cuenca dominaron el escenario futbolístico ecuatoriano entre el 2003 y el 2011, aunque Emelec ya se insinuaba peligroso desde el 2009, sumando dos vicecampeonatos.

A partir del 2012, el papel protagónico se lo han repartido azules y amarillos, que esta temporada cuentan con un nuevo aliado, River Ecuador, equipo que hasta este momento ha cumplido un buen papel, al punto de ser el escolta del líder.

Desde 1957, cuando se jugó la primera edición del torneo, los equipos guayaquileños hicieron el 1-2 en 15 ocasiones.

Tomado de: Expreso