El Ministerio del Interior entregó 60 chalecos para el control a 15 grupos de hinchas que conforman la barra ‘Sur Oscura’ de Barcelona, en Guayaquil.

El objetivo de esta medida es prevenir y erradicar la violencia social y todo tipo de inconvenientes en los escenarios deportivos del país.

José Darquea, delegado del Ministerio del Interior y experto en temas de seguridad, indicó que buscan controlar el orden público en torno al fútbol. “Todas las barras tienen contacto directo con la Policía Nacional y las instituciones de seguridad”, indicó a través de un boletín en la página web del Ministerio.

Cabe anotar que los barristas que vistan los chalecos identificativos serán encargados de controlar a sus compañeros en los encuentros de fútbol y solicitarán asistencia a la Policía en caso de incidentes para que, de esta forma, las autoridades atiendan a la Seguridad Ciudadana.

Para este año, el Ministerio del Interior y del Deporte tienen previsto entregar 1.000 chalecos a los 24 equipos de la serie A y B del torneo ecuatoriano.

Este programa, que es en conjunto con los ministerios del Interior, del Deporte y la Federación Ecuatoriana de Fútbol, empezó desde el año pasado y es por pedido de barras tales como: Boca del Pozo (Emelec), Sur Oscura (Barcelona) y Muerte Blanca (Liga de Quito).

En días pasados, la barra de los ‘canarios’ fue sancionada por tres partidos donde no podrá usar bombos, banderas, entre otras cosas. Ya cumplieron dos cotejos con buenos resultados sin embargo, están advertidos de que si vuelven a ocurrir incidentes, serán nuevamente sancionados con seis y si continúan, será indefinida la sanción.

David Chóez, hincha de la barra ‘torera’, mencionó que la medida ayudará a precautelar la seguridad de los asistentes a los escenarios deportivos. “Es muy interesante esta propuesta, ojalá se haga con todas las barras del país”.

Eduardo Vargas, de la ‘Boca del Pozo’, coincide con Chóez en el sentido de que “esto hará que ciertos hinchas tomen conciencia, esperamos que se siga extendiendo la medida”.

Tomado de: La Hora