El volante uruguayo Brahian Alemán, de 25 años, asegura que en Barcelona, donde con pocos partidos empieza a destacarse, quiere ganarlo “todo”. Reconoce que le cuesta adaptarse al calor de Guayaquil, pero no revela si los toreros compraron su pase.

En diarios argentinos lo han elogiado por su desempeño como volante y delantero, ¿Qué posición le asignó el entrenador Rubén Israel?

Desde que llegué me dijo que me iba a utilizar como volante por afuera, por izquierda, pero con la libertad de que cuando ataquemos pueda tirarme al medio. Y a la hora de defender, tratar de cumplir esa función o acompañar por derecha o como enganche. Pero siempre tratando, en lo táctico, de estar ordenado. Debo iniciar por la izquierda, pero con la libertad de tirarme por el medio.

¿Ser volante por derecha no lo incomoda? Ha marcado goles con ese perfil.

Sí, por suerte sí. Siempre lo dije: de la mitad de la cancha para adelante uno se adapta a cualquier posición, pero obvio que es mejor en la que uno tiene preferencia. A veces a un zurdo también se le hace fácil jugar por derecha. Yo la engancho (la pelota) para el medio y tengo más libertad y más opciones de gol.

¿Los nueve goles que anotó con Arsenal, en el torneo argentino del 2014, lo cotizó?

Sí, obviamente. Marcar goles es lindo y te hace bien. Ese semestre se cumplió el objetivo que era poder entrar a la Copa Sudamericana.

¿Siempre le pegó muy bien al balón desde afuera?

Sí, desde chiquito (en las inferiores). Los balones de afuera eran lo que más me gustaban para patear al arco y por suerte, a medida que uno va creciendo, le va pegando mejor; también se practica. En el semestre pasado, eso lo valoré e hice varios goles.

¿Desde qué sector prefiere elevar centros?

Por izquierda, la pierna hábil siempre es la mejor. Trato de meter la pelota entre los zagueros y el arquero, esa es la que le duele a los defensas, y es la más fácil para el compañero para que defina

Independiente lo quería, ¿por qué eligió a Barcelona?

Uno siempre trata de salir y me surgió esta chance; me gustó la opción. Es un club muy grande y también por un tema de la familia de mi mujer (el abuelo de ella, el atacante uruguayo Pedro Jet Álvarez jugó en Barcelona y fue campeón en 1970 y 1971). Fue muy lindo venir acá.

¿Qué le dijo su esposa acerca del Jet Álvarez?

Se emocionó. Le gustó la idea de venir, pero aunque era decisión mía la tomamos juntos.

¿Qué aspira con Barcelona?

A todo, a llegar los más lejos de todo. La estrella número 15 es lo que se busca también, pero obviamente que la Copa Libertadores es muy linda.

¿Llegó para jugar tres temporadas con los toreros?

Eso queda en mí, con el presidente (Antonio Noboa) y en lo que se firmó.

¿Compraron su pase?

Se hablará después.

Lo comparan con Damián Díaz. ¿Eso es equivocado?

Eso es cuestión de la gente que lo dice. Tal vez tenemos las mismas características, podemos tener cosas iguales, pero cada uno hace su juego. Somos personas diferentes. Son comparaciones que hace la gente y está bien.

¿Tuvo alguna petición de Ismael Blanco en cuanto lo que espera en la cancha?

No, él sabe como juego yo. Yo sé los movimientos que él hace. Las pelotas que tenga él son virtud de él. Las busca él.

¿Cuál será la clave para poder levantar el nivel de juego del equipo?

Esto recién arranca. Es un campeonato muy largo. La mayoría de los jugadores somos nuevos, nos estamos conociendo. También es la primera vez que me toca jugar en la altura. Son cosas a las que te debes adaptar: al juego, a lo que pide el técnico. Y la verdad que me está costando mucho la adaptación, pero estamos haciéndolo bastante bien. Creo que hay futbolistas para sacar esto adelante.

¿Qué le dijo Martín Palermo (entrenador de Arsenal)? ¿Intentó retenerlo?

Él me llevó (al club). Quería que me quede a jugar la Copa, que este semestre lo juegue ahí. Pero fue futbolista y me entendió. Me anticipó (que si desea volver) que el teléfono está abierto para mí.

“De Barcelona me ha sorprendido la gente que lleva a todos lados. Que la mayoría de la gente sea de Barcelona. Trataré de darles lo mejor a ellos”. Brahian Alemán, volante torero.

Tomado de: El Universo