En el fútbol hay jugadores que tienen su lugar en el mundo. En Barcelona fueron varios de los futbolistas que, evidentemente, no encontraron su mundo; pasaron sin dejar una gran imagen, pero sin embargo en otras instituciones, hoy en día, son figuras. El caso más emblemático es el de Juan Cazares, una de las estrellas del fútbol argentino y que actualmente es pretendido por los equipos más importantes de Sudamérica.

Varios motivos son los que influyen para que un  jugador no rinda en un determinado equipo. La presión de jugar en un club grande, la falta de adaptación al clima, la falta de conocimiento con sus nuevos compañeros y muchas razones más. En el equipo “torero” fueron algunos jugadores que no rindieron en el último tiempo. Armando Wila, que hoy destaca en el fútbol árabe, y que tuvo una destacada actuación cuando jugó en la  Universidad Católica, nunca rindió al nivel que se esperaba en Barcelona.

Juan Cazares es sin dudas el caso más extraño. Hoy es uno de los referentes de Banfield y brilla en casi todos los partidos. El Corinthians, uno de los cuadros más grandes del continente, ha mostrado interés por llevárselo. A pesar de esto, tuvo muy pocos minutos en Barcelona. Inexplicable.

Erik Castillo, Henry Rúa, José Ayovi, Jairo Campos y Alex Bolaños son otros de los nombres que no tuvieron pasos exitosos por el equipo actualmente conducido por Rubén Israel.