En Barcelona hay hermetismo. Desde su caída, el pasado martes, ante Libertad (0-1), por Copa Libertadores, no hay acceso a las prácticas que encabeza el técnico Rubén Israel.

En un principio, el departamento de Relaciones Públicas de los amarillos informó que la práctica del miércoles, agendada para las 16:30, era con acceso de los comunicadores; sin embargo, debido a que un grupo de hinchas llegó al Monumental a hacer reclamos a los jugadores y cuerpo técnico, se suspendió el ingreso.

Los aficionados, que se presentaron en los exteriores de la sede, exigieron mayor entrega al plantel y cuestionaron a Israel por el nivel técnico.

Por eso, el club resolvió que la práctica de ayer fuera a puerta cerrada.

La principal duda de los canarios es la del volante argentino-ecuatoriano Matías Oyola, quien está lesionado y será sometido, en las próximas horas, a nuevos chequeos, para determinar si juega el domingo contra Emelec.

Es posible que el volante Oswaldo Minda, nuevo fichaje, se estrene ante los eléctricos.

Los amarillos dejarían definido hoy su once estelar para jugar el Clásico.

5 puntos

Barcelona tiene ese puntaje en la tabla de posiciones del torneo nacional, en la que ocupa la séptima posición. Los amarillos apenas han logrado un triunfo ante Independiente (2-1).

Tomado de: El Universo