Barcelona ha jugado ocho compromisos en esta temporada, cinco por campeonato nacional y tres por Copa Libertadores, y solo ha conseguido una victoria, lo que ha provocado preocupación en sus hinchas por el bajo rendimiento que ha tenido el equipo dirigido por el uruguayo Rubén Israel.

En sus dos últimos compromisos, ante Emelec y Atlético Nacional, que perdió, Israel defendió su trabajo y a sus jugadores diciendo que eran los mejores encuentros que habían disputado en el año.

Polo Carrera, quien militó en Barcelona en 1967, señaló que los jugadores toreros “no están bien” en la parte física y, por tal motivo, “el sistema nervioso de ellos comienza a trabajar de otra manera; el cerebro no les funciona bien y a esto se suma el apuro de ganar”.

“Si (Rubén) Israel da un paso al costado, yo creo que algunos o la mayoría de los jugadores estarían de acuerdo, tengo esa percepción, porque como jugador de fútbol uno piensa que con la llegada de otro técnico se puede cambiar, o el discurso del técnico Israel ya no es el adecuado, no llega, no pe​​ga a los jugadores”, argumentó Carrera, campeón con Liga de Quito en 1990 como técnico, en una entrevista con Radio City.

Tomado de: El Universo