Hoy es el día en el que los toreros pueden empezar a ‘calmar las aguas’. Luego de tres partidos perdidos en Copa Libertadores y dos en el campeonato nacional, el Ídolo del Astillero intentará sacar su segunda victoria del torneo contra un Deportivo Cuenca que tampoco ha sido regular en este 2015.

Con los rumores de que este sería el partido definitorio para Rubén Israel, el presidente de la Comisión de Fútbol, Francisco Hidalgo, dijo: «Escuché en una radio que le habríamos dado un ultimátum al técnico Israel, esa información no es correcta. Nosotros seguimos confiando en él».

En Barcelona las novedades pasan por las bajas que ha acumulado para los siguientes partidos: el recién contratado Oswaldo Minda sufrió durante un entrenamiento una contractura en el muslo derecho; el zaguero uruguayo Andrés Lamas no está totalmente recuperado de un esguince en su tobillo derecho, y el juvenil Jaison Domínguez tiene una rotura fibrilar en su pierna izquierda (su pierna derecha fue operada).

Sin embargo, Rubén Israel tendrá disponible toda su artillería pesada en el ataque: Ismael Blanco, Brahian Alemán y Álex Colón.

Matías Oyola vuelve a enfundarse la camiseta amarilla, en campeonato nacional, luego de tres fechas. Su último partido como titular fue ante Independiente el 15 de febrero, ese día los toreros vencieron 2-1, en el Monumental.

Por el lado de los morlacos, el técnico Paúl Vélez ya podrá contar con dos figuras en su plantel: Koob Hurtado, quien se ha recuperado de una lesión y volverá al rol estelar en lugar de Jesús Solís, y el volante Carlos Feraud, quien estuvo ausente ante River Ecuador por suspensión y regresará en lugar del delantero Walter ‘Mamita’ Calderón.

Tomado de: Diario Expreso