La victoria de 2-0 ante Deportivo Cuenca devolvió la tranquilidad a Barcelona, que ahora se enfoca en revertir la sequía de victorias en la Copa Libertadores, el jueves, cuando visite al Atlético Nacional de Medellín, en el Grupo 7.

Los amarillos son últimos en su llave con 0 puntos y tres derrotas en igual número de compromisos jugados.

Aunque ya está eliminado, para el atacante Ely Esterilla, el cuadro amarillo aún tiene opciones de clasificar en su grupo y es optimista en tomarse la revancha del 1-2, ocurrido la semana anterior en Guayaquil.

“Hay que tener paciencia, vamos a pelear los nueve puntos que faltan (en la Copa). No se nos han dado las cosas, no hemos tenido fortuna. Ojalá (con el triunfo ante los morlacos) haya cambiado la mala racha”, expresó Esterilla.

“Tenemos bronca por el mal momento del que estamos saliendo ahora, pero en lo personal satisfecho porque no había marcado. Nada está dicho, no tenemos que tirar la toalla, apostaremos a ganar y cambiar la mala imagen en Copa”, manifestó el canario.

La delegación torera viajará en dos grupos a territorio colombiano. El primero, integrado por cinco futbolistas, lo hizo ayer y el resto de jugadores (15) y el cuerpo técnico se desplazan hoy a Medellín.

Mientras, el DT Rubén Israel, pese al triunfo ante los morlacos consideró que hay que corregir en cada una de las líneas de su plantel.

“Hay que mejorar en todas las líneas, aprovechar todo lo que se hizo hoy (el domingo), pero hay que solucionar algunos defectos que tenemos”, concluyó Israel.

Tomado de: El Universo