Luego del gol del equipo verdolaga, Barcelona cayó en un vacío y no encontraba el camino para reaccionar ante el acecho del cuadro cafetero.

Una jugada aislada de Brahian Alemán para el capitán Matías Oyola que habilitó, sin pensar, a Ely Esterilla que sacó un soberbio cabezazo y anotó el tanto de la redención del Ídolo. La jugada previa de Alemán fue de crack.

Mira el vídeo: