Barcelona va por su tercera victoria en casa en este 2015, de la mano de sus tres izquierdos, que están en un gran momento.

Luego de caer en un hueco de malos resultados (cinco partidos perdidos consecutivos), Barcelona se levantó de la mano de tres ‘zurdos’. Los revulsivos del plantel han alzado vuelo y no planean detenerse en pleno despegue. El Ídolo, hoy ante Mushuc Runa, pretende seguir acumulando victorias en el torneo local y acortar los 13 puntos de ventaja que le lleva el líder, Independiente del Valle.

Las dos victorias consecutivas (ante Deportivo Cuenca y Atlético Nacional, esta última por Copa Libertadores) han servido para que los dirigidos por Rubén Israel agarren confianza, y esto se ha notado.

Ely Esterilla resucitó en esta temporada. Mientras que en el año anterior comenzó con el pie derecho el ciclo Israel, lo culminó siendo suplente. Esta vez la situación ha sido distinta, yendo de menos a más.

Al futbolista de 22 años se lo veía conversando con el técnico uruguayo en las prácticas y las charlas rindieron frutos. El ’13’ amarillo se ha convertido en uno de los comandantes de este cambio torero.

Lo de Brahian Alemán no sorprende. Del uruguayo siempre se esperó mucho y su rendimiento lo avala. Si bien todavía no ha marcado en el campeonato local, su capacidad para jugar en conjunto la lleva en la sangre, convirtiéndose en el mayor asistidor de los barcelonistas.

Tanto en los partidos malos como en los buenos del conjunto canario, siempre mostró un rendimiento sólido.

Por su parte, Matías Oyola es simplemente el paladín de este equipo. Se percibe que su ausencia afecta al grupo, mientras que su aparición es siempre positiva.

El ‘Pony’ contagia al equipo con su espíritu de guerrero. Y desde que volvió al 11 de Israel, Barcelona empezó a mejorar (encuentro en el Monumental contra Atlético Nacional).

Tomado de: Diario Expreso