Febrero 16 contra Independiente del Valle en el Monumental. Esa fecha había sido la última vez que Ismael Blanco había tenido contacto con las redes. Tuvieron que pasar 38 días para que el goleador argentino vuelva a anotar. 

Seguramente los dos tantos que marcó ante Mushuc Runa, por la calidad de los mismos, serán importantes para que el ex jugador de Lanús recupere esa confianza que quizá había perdido hace un tiempo.
 
Esperemos que los dos goles signifiquen el renacer de Ismael. El renacer de ese jugador que en el 2014 dejó maravillado a toda la fanaticada amarilla.