Corría el minuto 70 cuando Ángel Mena fue derribado dentro del área, pitándose un tiro penal a favor de Ecuador. Miller Bolaños ejecutó la pena máxima, esperando marcar su primer gol con la Tricolor, sin embargo su disparo demasiado centrado y a media altura fue fácilmente contenido por el meta mexicano Jesús Corona.